¿Te gusta el invierno?.  En esta temporada del año el frío se hace muy fuerte, por lo que siempre es mejor estar en nuestras casas, tomando algo caliente frente a una buena fuente de calefacción, mientras miramos los copos de nieve caer, las lluvias y todos los efectos de las bajas temperaturas.

El invierno es una buena época, siempre y cuando nos encontremos al resguardo del frío, pero existen determinadas actividades al aire libre que queremos realizar y nos damos cuenta de que ni siquiera utilizando muchas capas de ropa llegamos a lograr el calor necesario para tan bajas temperaturas y las inclemencias del tiempo en los inviernos más gélidos.

Las temperaturas bajo cero de la intemperie, pueden hacer que nos acobardemos de salir a trabajar, a practicar deportes o a vivir la vida afuera.

Por más que nos abriguemos con todo lo que tenemos, el frío se apodera de nosotros, causándonos entumecimiento en nuestros músculos y en el peor de los casos algún tipo de afección pulmonar.

Estar constantemente pensando en que no podemos soportar el frío nos hará pensar que lo mejor será quedarnos dentro de nuestras casas, cerca de una buena calefacción.

Pero, ¿qué pasa si somos unos aventureros que nos gusta atravesar carreteras en moto y no queremos que el invierno sea un impedimento para nuestras andanzas?

Existen diferentes tipos de ropa térmica que se encargan de mantener la temperatura de nuestro cuerpo, pero en algunas situaciones de frío extremo, ni siquiera esto será suficiente y este calor que podemos generar se esfumará, haciéndonos sufrir.

Entonces, ¿hay alguna forma de que el frío no se apodere de nosotros cuando queremos realizar actividades al aire libre?

La tecnología de calefacción ha llegado al mundo de la ropa y en la actualidad, puedes contar con chaquetas que poseen una calefacción eléctrica interna, para que el frío deje de ser una preocupación para ti, inclusive cuando las temperaturas son bien bajas.

A continuación te contaremos qué son las chaquetas calefactables, cómo funcionan y dónde las puedes conseguir, para que el invierno deje de ser un problema para ti y realices todas esas actividades que tienes ganas de realizar.

Comparativa de las Mejores Chaquetas Calefactables

The North Face
Nombre / Marca
Imagen
The North Face M Trevail - Chaqueta con Capucha para Hombre, Negro (TNF Black/TNF Black), L
Precio
¿Prime?
-
Diferentes Colores
Precio
MÁS BARATOS
Nombre / Marca
Imagen
Izas Chaqueta de Fibra Ultraligera Ailama
Precio
¿Prime?
-
Diferentes Colores
Precio

Las Mejores Chaquetas Térmicas

¿Qué es una chaqueta calefactable?

Hasta el momento, conocimos todo tipo de intentos por mantenernos bien calientes mediante distintos abrigos y chaquetas, realizadas en los materiales más resistentes a las inclemencias del clima.

Pero incluso estos que estaban diseñados especialmente para mantener el calor corporal en algún momento dejan de ser útiles, cuando las temperaturas son tan bajas que no se pueden soportar de ninguna manera.

En ese momento, lo único que nos mantendrá calientes es un sistema de calefacción. Hasta ahora solamente podíamos estar calientes mediante calefacción en nuestros hogares u otros lugares cerrados, pero en la actualidad la tecnología de los calefactores ha llegado a mundo de la ropa y una de las prendas que puedes utilizar son las chaquetas calefactables.

Las chaquetas calefactables están diseñadas de la misma manera que cualquiera de las chaquetas que tienes en el armario con las que sales y te resguardas del frío, pero con una diferencia, cuentan con un sistema de calefacción eléctrica interna, que tú podrás regular para lograr mantenerte bien calentito y confortable incluso los días de más frío y en cualquier tipo de situación.

Con una chaqueta calefactable el calor irá contigo a todas partes, gracias a la calefacción interna. Podrás disfrutar de realizar cualquier tipo de actividad sin que el frío signifique un problema para ti.

Por qué comprar una chaqueta calefactable

Si estás buscando una chaqueta, tienes que saber que incluso las mejores chaquetas térmicas que puedes encontrar en el mercado, lo que hará es mantener el calor que irradia tu cuerpo sin permitir el paso del frío del exterior.

Esta función cualquier chaqueta térmica la cumplirá a la perfección, pero ¿Qué sucede si eres tan friolero que tu cuerpo nunca se termina de calentar del todo? La chaqueta térmica te mantendrá al salvo del frío exterior, pero seguirás teniendo frío por dentro.

Para este tipo de personas es más que conveniente una chaqueta calefactable. Con su sistema de calefacción no será el cuerpo el que tenga que generar calor, sino que la chaqueta irradiará el calor que necesitas para no pasar malos momentos en las condiciones climatológicas más adversas.

Sentir que el calor se genera de tus ropas es el logro de una tecnología de avanzada que ya se venía utilizando en sectores profesionales, pero hoy ve la luz para que todos estemos al alcance y podamos obtener estas chaquetas con calefacción interna que nos salvará en los inviernos más gélidos.

¿Cómo funciona una chaqueta con calefacción?

Seguramente te estés preguntando de qué forma una chaqueta puede generar calor y la respuesta está en un sistema de resistencia eléctricas que se encuentran en el interior de la misma, que confluyen en un mecanismo de alimentación a base de batería en algunos casos y en pilas en otros, dependiendo de la calidad de la prenda que vayas a comprar.

Este sistema posee unos filamentos que se encuentran en puntos estratégicos de la chaqueta para distribuir de manera completa a toda la prenda el calor que las resistencias irradian, teniendo sus centros en puntos como el pecho y la espalda, donde más calor necesita nuestro cuerpo en esos día de bajas temperaturas.

Las resistencias calentarán interiormente la prenda y los materiales con los que esta se encuentra confeccionada se encargarán de retener ese calor generado, dando como resultado una combinación especial para que no sufras el frío.

¿Cuántos tipos hay?

No encontrarás un solo tipo de chaqueta calefactable y sus diferencias tendrán que ver con el método de alimentación y la forma de cargar la batería que suelen tener integradas estas prendas. Podrás encontrar diferentes variables, para que encuentres la que mejor se acomode a la forma en la que la quieras cargar y estas son las siguientes:

Chaquetas calefactables por USB

Este método de alimentación de la batería que le dará la energía a tu chaqueta calefactable es de los más innovadores.

Contarás con un cable que, de un lado, irá conectado a tu chaqueta con calefacción y del otro lado, podrás conectarlo a cualquier tipo de puerto USB que tengas cerca, como ser alguno de los que tiene tu ordenador.

Chaquetas Calefactables por Batería

El mecanismo de estas es muy similar al de las que se cargan por USB, con la diferencia de que sus baterías se recargarán mediante la conexión de la chaqueta a un enchufe de electricidad normal.

Solo tendrás que asegurarte de cargarla bien antes de salir de tu casa mediante un transformador que vendrá con la chaqueta, para que disfrutes de toda su autonomía de energía.

Chaqueta por enchufe

Estas son las indicadas para aquellas personas que utilizan sus chaquetas para pasear o viajar en moto.

Esta viene con un sistema de enchufe que tú podrás conectar directamente a la batería de tu máquina, para disfrutar de la energía y el calor constante generado por esta conexión, sin la necesidad de recargarla o que se termine su autonomía. Mientras estés en tu moto, esta tendrá el calor que necesitas.

¿Cuánto calor producen?

Si Bien existen diferentes tipos de chaquetas calefactables, la mayoría de ellas producen niveles similares de calor y se pueden ajustar en tres opciones de energía calórica diferente, para que tú puedas optar por alguno de ellos dependiendo del nivel de frío que sientes.

El primero es el nivel bajo, para momentos en los que sientes frío, pero no tanto como para darle toda la temperatura que tiene la chaqueta para ofrecer. El calor en esta posición rondará entre los 37 y 40 grados aproximadamente.

El nivel intermedio es para cuando ya sientes un frío que no puedes soportar con el nivel bajo, alcanzando una temperatura que se encontrará entre los 45 y los 50 grados, generando gran confort.

Si la situación de frío es completamente extrema, el nivel alto de temperatura será el máximo al que llegue tu chaqueta calefactable y disfrutarás de todo el confort de una temperatura que se encontrará entre los 55 y los 60 grados, para que no sufras el frío ni siquiera en esos momentos donde el invierno se torna insostenible.

¿Son fáciles de lavar?

Lavar una chaqueta calefactable no significará mayor inconveniente que cualquiera otra de las chaquetas que tienes en tu armario. Podrás lavarla tú mismo o incluso utilizar una máquina lavadora, que esta no afectará en absoluto el mecanismo de calefacción de la misma.

¿De qué materiales están hechas?

Las chaquetas calefactables pueden variar en sus materiales, pero la mayoría de ellas están hechas en poliéster casi al 100 por ciento. Un material de alta resistencia que mantendrá el calor que genera el mecanismo de calefacción que se encuentra en su interior.

¿Son útiles las chaquetas calefactables?

Son totalmente útiles. Sobre todo si te gusta vivir la vida a la intemperie cuando las temperaturas de afuera son demasiado frías.

Podrás andar en moto, realizar todo tipo de actividades y practicar deportes de invierno como el esquí y el snowboard y todo esto sin sufrir ni un poco de todo el frío que puede estar sucediendo en el invierno.

¿Dónde puedo comprar mi chaqueta calefactable?

Busca en los sitios de chaquetas calefactables que encuentras en la internet, donde encontrarás una gran variedad de tipos, precios y marcas de chaquetas calefactables. Podrás elegir la calidad que más te convenga o el precio más razonable, en chaquetas calefactables de todas las medidas, para hombres mujeres y niños.

No dudes en utilizar una de estas chaquetas calefactables. Puede llegar a ser la solución a todos tus problemas en épocas invernales.