¿Eres de esas personas a las que no les gusta nada el frío?, no te preocupes… ¡nuestros expertos en prendas termicas de Ropacalefactable.pro, piensa lo mismo! Las épocas de bajas temperaturas suelen ser muy difíciles de sobrellevar y por más que utilicemos diferentes capas de ropa que nos cubran e intenten abrigarnos, hay fríos que igual pasan a través de ellas, no dejándonos realizar otro tipo de actividades sin pensar en el este y lo que lo estamos sufriendo.

Esto se debe a que, cuando sentimos los músculos y nuestro cuerpo frio, nos es muy difícil el concentrarnos y sentirnos cómodos. El cuerpo genera un calor que nosotros intentamos mantener mediante diferentes tipos de ropas térmicas, diseñadas para resguardarnos.

Pero cuando el frío se pone realmente extremo o estamos muy expuestos a él en situaciones como el andar en moto o la práctica de algún deporte de invierno, ni siquiera esta ropa especializada nos dará el confort que necesitamos.

Comparativa de los Mejores Chalecos Calefactables

Los Mejores Chalecos Térmicos

Entonces, ¿qué hacemos en esos momentos?

La tecnología avanza para hacernos la vida cada vez más confortable y en este caso, ha llegado también a la ropa.

En la actualidad puedes conseguir chalecos que además de ser térmicos, pueden generar su propia calefacción mediante un sistema eléctrico, a los que se denomina chalecos calefactables.

Esta tecnología, que hasta hace unos años solamente se utilizaba en ambientes especializados, en la actualidad llegó al mercado para estar al alcance de todos. Hoy puedes disfrutar del calor irradiado por una prenda de ropa y utilizarla en todo momento, para que no sufras más el frío como lo hacías antes.

A continuación conocerás todas las características y cómo están hechos los chalecos calefactables que se convertirán en tu prenda favorita para afrontar los inviernos más gélidos.

¿Qué es exactamente un chaleco calefactable?

¿Has oído hablar de la ropa calefactable? Estas son prendas iguales a las que puedes llegar a tener en tu armario en la actualidad, muy parecidas a todas aquellas prendas térmicas que puedes encontrar en el mercado, pero tienen un plus que las hace mucho más beneficiosas para el calor.

Tienen un sistema de calefacción interno que generará calor a todo tu cuerpo y puedes elegir entre algunas opciones de temperatura para esos momentos en los que el frio se hace presente.

Esta es la calefacción que podrás conseguir en los chalecos calefactables, que cuenta con un sistema de resistencias con batería recargable para lograr una temperatura adecuada para mantenerte calentito en cualquier tipo de situación.

De esta manera podrás pasar largos períodos de tiempo a la intemperie en épocas invernales sin que esto signifique para ti sufrir el frío y será esencial para aquellas personas a las que les gusta realizar deportes al aire libre, andar en moto, o simplemente resistir el frio de cualquier día invernal sin ningún tipo de sufrimientos.

Hasta el momento solo existían prendas que lograban mantener el calor corporal que generamos, pero muchas veces este no alcanza en momentos de frío extremo, por lo que una ayuda de las resistencias eléctricas para generar calor que traen los chalecos calefactables será una ayuda que nos permitirá sentirnos mucho mejor.

¿Cuál es el funcionamiento de un chaleco térmico eléctrico?

A simple vista, tu chaleco calefactable se verá como cualquier otro chaleco térmico que puedas tener en tu armario.

Pero a diferencia de estos, los nuevos chalecos térmicos eléctricos poseen un mecanismo de resistencias en diferentes partes del mismo que se encuentran unidas por un sistema eléctrico, que se alimenta mediante baterías recargables o pilas, dependiendo de la marca y la calidad de la prenda.

En su mayoría, los chalecos calefactables irradiarán calor en la parte del pecho, el cuello y la espalda, tres lugares en donde se sufre mucho el frío, que termina pasando hacia otras partes del cuerpo, como las extremidades, entumeciendo todos nuestros músculos y no dejándonos tener todos los movimientos que necesitamos hacer. Esto dejará de ser un problema con estos chalecos.

¿Para qué sirven los chalecos calefactables?

¿Cuántas veces sufres el frío en tu vida? Para todos esos momentos en los que el frío no te deja actuar con naturalidad y esas actividades que postergaste por quedarte en tu casa pegado a la calefacción, sirven los chalecos calefactables.

Usando uno de estos chalecos, la calefacción irá contigo a todas partes, por lo que se te hará mucho más fácil estar lo suficientemente confortable y calentito para que no postergues ningún tipo de actividad, sea esta en interiores o en exteriores.

También te servirá de mucho si tienes que trabajar en lugares donde las temperaturas son muy bajas y tienes que tener un rendimiento alto.

La calefacción interna hará que te sientas mucho mejor para realizar cualquier tipo de trabajos, transformándose de esta manera en una de las prendas esenciales que utilizarás para cubrir la vestimenta habitual de tu labor.

¿En qué tipo de deportes y situaciones se usa más un chaleco calefactable?

Como te mencionamos antes, un chaleco calefactable será una prenda primordial para que utilices en trabajos que tienes que realizar al aire libre o en lugares donde el frío se hace presente de manera intensa, pero esta no es la única situación en la que este te servirá.

Hay otras actividades que podrás realizar y situaciones en las que esta prenda te salvará.

Uno de los usos más comunes que se le da a estos chalecos calefactables viene de la mano de personas a las que les gusta quemar carreteras en su moto. Los moteros nunca dejan de montar sus motocicletas y las épocas invernales nunca fueron un impedimento para que ellos salgan al ruedo.

Aunque por más que sean lo suficientemente valientes para decirte que no, antes de que existieran este tipo de prendas calefaccionadas deberían sufrir bastante las bajas temperaturas.

Con un chaleco calefaccionado mediante este sistema eléctrico, el recorrer caminos en moto incluso en los inviernos más gélidos se ha hecho una tarea mucho más fácil. Esto los ayuda a ni pensar en el frío y solamente concentrarse en conducir sus motos de manera segura, por lo que es una prenda de mucha importancia para los moteros.

La práctica de deportes de invierno, como ser el esquí y el snowboard, también son actividades en las que se utiliza mucho este tipo de prendas con calefacción interna.

Y ni hablar en actividades como el buceo, donde por más que se utilicen trajes especiales, el frío del agua puede traernos consecuencias muy perjudiciales. En este ambiente son muy utilizados los chalecos calefactables por debajo de los conocidos trajes de buzo.

Chalecos térmicos para buceo

Chalecos térmicos para motoristas

Chalecos calefactables para esqui y snowboard

¿Cuánto calor producen?

En los diferentes tipos de chalecos calefactables que encontrarás en el mercado encontrarás diferentes opciones de temperatura.

Todos tienen más de un nivel de calor, siendo los más comunes los que presentan un nivel bajo, otro intermedio y uno alto, que proporciona el máximo de energía que estos tienen para dar.

Pero no son las únicas opciones, ya que también podrás encontrar algunos que tienen hasta cinco variedades diferentes.

Generalmente, el nivel más bajo de calor que irradian estos chalecos ronda la temperatura corporal que los seres humanos tenemos naturalmente, entre los 37 y los 38 grados, para luego tener grados más altos, para resistir temperaturas exteriores más bajas, llegando en su nivel más alto a la temperatura de entre 55 y 60 grados centígrados aproximadamente.

¿Son fáciles de lavar?

Si eres de los que pensaban que por poseer un sistema de calefacción interno mediante resistencias eléctricas este producto era difícil de lavar, también estás entre los que se equivocan.

Estas prendas son tan fáciles de lavar como cualquiera similar sin este mecanismo, que tengas en tu armario.

Los chalecos calefactables están hechos en materiales muy similares a los de cualquier chaleco térmico que conozcas, por lo que podrás lavarlo incluso metiéndolo en la lavadora sin ningún tipo de inconveniente.

¿De qué materiales están hechos?

Al igual que cualquier otro tipo de chalecos, estos suelen estar hechos de una capa fina de poliéster que es cómoda y fácil de llevar. Esta es la que cubre los filamentos calefactables de fibra de carbono que se calientan con la resistencia, siendo completamente seguros.

En algunos casos podrán traer algún tipo de anexos, como una cubierta de teflón, para resguardo de los fuertes vientos y otros materiales que ayuden siempre a un mejor mantenimiento térmico para el cuerpo.

¿Dónde puedo comprar chalecos calefactables?

Este tipo de ropa, que antes podías adquirirla solamente en ciertos lugares especializados, en la actualidad la puedes conseguir en muchas tiendas de ropa.

Te aconsejamos que ingreses en los sitios de internet de venta de chalecos calefactables, donde conseguirás toda la información y las características de cada chaleco para que des con el que realmente estás buscando.

Existen todo tipo de chalecos, para diferentes actividades, así como también podrás encontrar chalecos entallados y en medidas especiales para mujeres y por qué no también para niños.

Existen todo tipo de medidas de chalecos calefactables y todos podemos utilizarlos y estar más cómodos y calientes.

Si sufres el frío no dudes en obtener un chaleco calefactable. Este te arreglará la vida en esos momentos en los que el frío te hace temblar y no te deja pensar.